Yo vivía en una burbujita muy agradable y perfecta.
Luego crecí.
Y crecer trae consigo, en la mayoría de los casos, madurar. 
Mi burbujita explotó. 

Qué bueno era ser tan ingenua, pensar que todos los que me rodeaban me querían, y me cuidaban, y que eran personas extraordinarias que yo adoraba y que hacían cosas maravillosas por mí.

Dejé de ser una niña, ya no había espacio para ser ingenua.
Ya no todos me quieren, no todo el que me rodea me hace sentir segura, al contrario, la mayoría de las personas me asustan. (Pero uno no puede demostrar miedo, porque ya uno creció, ya somos grandes).
Y me fui dando cuenta de las pocas personas extraordinarias que están cerca de mí… algunas de ellos ni siquiera lo están, otras incluso, han muerto.
Ahora me veo rodeada de gente ordinaria que hace cosas ordinarias para llevar una vida ordinaria y así sentirse “realizados”. 
No todo me parece una maravilla. 

En mi perfecta burbuijita, tenía muchos amiguitos, de todo tipo, todos éramos iguales, todos teníamos el mismo interés: jugar y compartir.
Jugaba y compartía con la hija de la vecina, con el amiguito del colegio, con el de la escuela de inglés, con la que vivía al frente. Jugaba con el amiguito de la amiguita de mi hermano. 
No habían diferencias, ni puntos de vistas distintos, y por tanto, todo era tranquilidad y risa con los amiguitos.

Ahora sé que no todos son mis amigos. Me basta una mano para contarlos… y no existen palabras para describirlos. 
Hay muchos puntos de vistas diferentes.
Sé que el vecino de al lado es negro, y el que vive atrás es blanco, y lo trata mal. Y no lo soporto.
Que el que está conmigo en la universidad está enamorado de un amigo, y el profesor lo desprecia, y dice que éste no irá al cielo, y tal vez, si se arrepiente realmente, recibirá el perdón de Dios.
Y luego está mi amiga, que dice que no existe un cielo, ni un Dios, y mi madre dice que no me junte mucho con ella…

Yo no quería crecer ni madurar porque esta nueva burbujita no es perfecta, ni muy agradable. (Y ya no le llamo burbujita, prefiero llamarle, realidad). 

Yo no quería crecer ni madurar, pero me ha tocao’, como te tocará a ti.
(Be ready for that shit).

Defiende tu burbujita.   
 

  1. melo026 reblogged this from nicolebsays
  2. leahvqz reblogged this from nicolebsays
  3. flakitozmind reblogged this from nicolebsays
  4. nicolebsays posted this